Derechos sociales

Combatir la desigualdad y garantizar los derechos de todas las personas es responsabilidad de los poderes públicos. Necesitamos poner en marcha medidas para hacer efectivos esos derechos, desarrollar y profundizar en la función de los servicios sociales y asegurar unas condiciones de vida dignas para todas las personas.

Creación de un modelo unificado de Servicios Sociales de Atención Primaria municipales, así como un Sistema de Información Cántabro de Servicios Sociales.

Puesta en marcha de una Renta Básica Universal, a partir de la superación gradual de los actuales sistemas de garantía de ingresos mínimos.

Aplicación efectiva de la Ley 39/2006, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, exigiendo al Estado la aportación que le corresponde.

Aumentar las auditorías a las residencias privadas y concertadas. Certificar que los centros cuentan con el personal y los medios necesarios para una atención adecuada y valoración sobre la actuación de las mismas durante la crisis del COVID-19. En su caso, intervención pública y gestión directa.

Invertir recursos económicos y humanos para fortalecer los servicios como la teleasistencia o ayuda a domicilio, con el fin de promover que las personas dependientes puedan permanecer en su hogar y enriqueciendo así, una atención centrada en la persona.