Otro modelo para las ciudades

La experiencia reciente ha servido para ahondar en la necesidad de transitar hacia otros modelos de ciudad, que atiendan a los principales problemas del urbanismo actual: la movilidad y su impacto en el medio ambiente, el acceso a la vivienda y un urbanismo que ha priorizado los intereses privados sobre los espacios públicos. La transición ecológica es, en este caso, una oportunidad para favorecer la convivencia y la generación de espacios comunitarios y la puesta en marcha de una movilidad sostenible y respetuosa con el entorno.

Apostamos por el transporte público y por la reducción del tráfico privado motorizado. Para ello debe garantizarse que el servicio cubre todas las necesidades y tiene la suficiente frecuencia como para evitar la aglomeración de usuarios en un mismo autobús o tren.

Blindar el derecho a la vivienda y trabajar por la paralización de desahucios sin alternativa habitacional. Creación de un Parque Público de Vivienda en alquiler social.

• Fomento de la movilidad ciclista como medio de transporte urbano sostenible, saludable y que reduce los niveles de contaminación.

• Incremento de las zonas verdes y espacios arbolados urbanos. Creación de corredores verdes que unan núcleos urbanos próximos.

Recuperación de la gestión pública de los servicios municipales que han sido privatizados: basuras, aguas, limpieza, etc.