Vertebrar el territorio

La distancia social y el confinamiento no han impedido que sigamos en contacto con otras personas, pero nos han recordado la importancia de vernos más allá de una pantalla. La movilidad es un elemento fundamental en nuestra sociedad, que exige ser repensado en un contexto de emergencia climática, donde la transición ecológica es asignatura obligada. Del mismo modo, los cambios sociales y las experiencias de las últimas décadas invitan a replantear el modelo de gobernanza local, hacia un modelo con mayor participación, y la adopción de un enfoque comarcal, pensado desde y para la realidad de Cantabria.

Reclamar las competencias de transporte ferroviario, así como la financiación necesaria para invertir en su desarrollo y mejora hasta que puedan garantizar un servicio de calidad que popularice su uso.

Poner en marcha un observatorio de la movilidad de Cantabria, que evalúe las necesidades y los problemas de movilidad de la población de Cantabria.

• Desarrollo de las comarcas a partir del marco que establece la Ley 8/1999, de 28 de abril, de Comarcas y apostar por la organización y la gestión comarcal de las competencias que se establecen en ella.

Apostar por la pervivencia y revitalización de los Concejos Abiertos como forma de organización política en el ámbito local.