Cantabristas exige que el PRC de explicaciones sobre “el engaño de la mina de Reocín”

Sin comentarios

El partido soberanista lamenta que los regionalistas “hayan tratado de buscar rédito electoralista anunciando grandes inversiones con un proyecto que, en realidad, está en manos de una empresa insolvente"

Cantabristas ha exigido explicaciones al PRC sobre la situación actual de la mina de Reocín, tras comprobar que la solvencia económica de la empresa adjudicataria de los permisos es insuficiente para abordar el proyecto y que la causa de disolución en la que incurrieron hace unos pocos años no era una circunstancia puntual, sino sistemática. Las garantías, según Cantabristas, de que este proyecto pudiera llevarse a cabo eran pocas, pero el PRC de Miguel Ángel Revilla “no ha tenido inconveniente en utilizarlo con fines partidistas”. El partido cantabrista lamenta que los regionalistas “hayan jugado con la pésima situación laboral de la Comarca del Besaya y sus ilusiones para sacar rédito electoralista de forma poco ética”. 

Cantabristas, que se ha mostrado contrario a la reapertura de la mina, ya advirtió de que “no se estaba tratando el tema con seriedad”, viendo la poca rigurosidad con la que se estaba procediendo, sin haber estudiado pertinentemente (y más, tras las concesiones que hizo el PRC con el fracking, que luego reconoció no conocer bien sus dimensiones y perjuicios) los posibles riesgos para la salud y el medio ambiente. Así, los Cantabristas ya sospechaban en marzo que Revilla “buscaba únicamente utilizar las estimaciones de generación de empleo de este proyecto con fines electoralistas”.

“En política no vale todo”. El partido cantabrista ha recriminado que cada cuatro años, durante los periodos electorales, se lancen anuncios de grandes inversiones para “confundir y engañar” con propuestas e ideas que no son viables. “La situación de la comarca del Besaya es suficientemente grave como para jugar con ella. Con los temas laborales, que tanto afectan a nuestra tierra, hay que ser cautos y buscar soluciones e ideas de mejora, pero tienen que ser realizables, no utópicas. Por encima de los partidos políticos y de sus resultados electorales, están las personas y el bien común”. 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *